Recursos para seres queridos

¿Conoce a un sobreviviente de agresión sexual, abuso o violencia de pareja?

Alianza Lumina está aquí para apoyarlo con servicios y los siguientes recursos:

Two people embrace, looking worried

¿Qué hago si mi amigo, familiar o ser querido experimenta agresión sexual, abuso sexual o violencia de pareja?

Si alguien le dice que es un sobreviviente de agresión/abuso sexual o violencia de pareja, lo mejor que puede hacer es creerle. Usted puede ser la primera persona a la que el sobreviviente le ha dicho y su reacción tendrá un impacto en su proceso de curación y también aumentará su confianza para buscar otras fuentes de apoyo.

Start By Believing es también una campaña local y nacional. Para más información, consulte su página de Facebook y el sitio web de Start By Believing.

Two people smile while talking to each other on a couch in an apartment
Two people talk to each other while sitting on a curb

Puede ser difícil saber qué decirle a un sobreviviente de agresión/abuso sexual o violencia de pareja. Aunque hay muchas cosas que tal vez desee compartir, como lo que debe hacer el sobreviviente, es importante recordar que el sobreviviente necesita su atención y preocupación más que nada. Estas son las tres cosas más importantes que puede decirle a un sobreviviente:

  • «No es tu culpa». Los sobrevivientes de agresión/abuso sexual y violencia de pareja íntima tienden a culparse a sí mismos por lo que les sucedió. El asalto o abuso nunca es culpa de la víctima; es culpa del perpetrador/abusador. Entonces, incluso si el sobreviviente se siente responsable, diga clara y compasivamente: «No fue tu culpa».
  • «No te merecías esto». Nadie merece o quiere ser agredido o abusado sexualmente. Recuérdele a los sobrevivientes que merecen vivir una vida libre de violencia y que no hay nada malo con ellos. Dígales tantas veces como sea posible que «¡no te merecías esto!»
  • «Hay ayuda disponible». Los sobrevivientes pueden sentirse abrumados y solos. También pueden pensar que no hay nada que puedan hacer para cambiar sus sentimientos o la situación. Hágales saber que hay ayuda disponible; no son solitarios, y hay esperanza. Diríjalos a este sitio web o invítelos a llamar a nuestra línea de crisis e información las 24 horas al (805) 545-8888 para obtener ayuda.

Después de enterarse de que alguien cercano a usted es un sobreviviente de agresión/abuso sexual o violencia de pareja íntima, puede experimentar muchas emociones conflictivas, como ira, culpa, autoculpa, traición, pérdida e impotencia. Como ser querido, puede experimentar todas estas emociones a la vez.

También puede experimentar sentimientos de querer dañar al perpetrador. Si bien esta es una reacción natural, esta no es realista. Expresar amenazas de violencia puede crear una sensación adicional de crisis para el sobreviviente. A veces, el sobreviviente puede sentir la necesidad de proteger al perpetrador, especialmente si el perpetrador es conocido por el sobreviviente.

El sobreviviente ha depositado mucha confianza en usted para compartir una experiencia tan sensible y quizás, sin que usted se haya dado cuenta, también le han dejado mucha responsabilidad. Los sentimientos de usted son válidos.

Alianza Lumina ofrece servicios de terapia así como una línea de información y crisis las 24 horas, (805) 545-8888, para sobrevivientes y sus seres queridos.

Empodere al sobreviviente para que tome sus propias decisiones. No le diga al sobreviviente qué hacer ni tome decisiones por ellos. Recuerde escuchar y responder a lo que el sobreviviente dice que necesita, no a lo que usted cree que necesita.

Sea respetuoso de los límites del sobreviviente y permítale el tiempo para sanar. Esté allí para apoyar al sobreviviente todo el tiempo que lo necesite, o conéctelo con alguien que pueda. Recuerde preguntar antes de tocar al sobreviviente. No asuma que el contacto físico, incluso en forma de un toque suave o un abrazo, será reconfortante para un sobreviviente. También es esencial respetar los límites del sobreviviente y darle el espacio que necesita.

La violencia de pareja puede ocurrir en cualquier relación, y cualquiera puede ser un sobreviviente de la violencia de pareja íntima. Hay muchos tipos diferentes de abuso, incluido el abuso físico, el abuso emocional/verbal, el abuso financiero, el abuso sexual y el abuso tecnológico. El hecho de que un sobreviviente no haya experimentado abuso físico no significa que no haya experimentado violencia de pareja.

Es importante recordar que dejar una relación abusiva o un hogar puede ser increíblemente difícil para muchos sobrevivientes. El sobreviviente puede temer represalias del abusador. Algunos abusadores amenazan al sobreviviente o a sus hijos, para evitar que se vaya. El sobreviviente puede no sentirse financieramente estable fuera de la relación, y puede temer enfrentar la falta de vivienda. El sobreviviente también puede tener miedo de buscar apoyo porque no cree que se le creerá.

Superar los efectos emocionales duraderos de un hogar o relación abusiva puede ser un proceso de por vida. Es importante ser paciente con el sobreviviente y apoyarlo. Nadie merece ser abusado por una pareja. No es culpa del sobreviviente.

El sexo requiere consentimiento. La agresión sexual y el abuso sexual son delitos utilizados para ejercer poder, humillar y controlar. Ser forzado a tener relaciones sexuales sin protección o participar en más actividad sexual de la que había deseado también es violación o agresión sexual.

Sin importar si se le amenazó o no con un arma, el sobreviviente probablemente estaba muy asustado. Los sobrevivientes quizá cooperen solo para salir con vida. La cooperación no significa que hayan dado su consentimiento. A veces la cooperación es necesaria para la supervivencia.

Nadie merece ser agredido o abusado sexualmente. No importa con quién estaba el sobreviviente, dónde estaba o qué llevaba puesto, no merecía ser agredido sexualmente.

Si el sobreviviente se lesiona debido a una incidencia reciente de violencia de pareja íntima o una agresión sexual, apoye al sobreviviente para que reciba atención médica. Please visit 211.org for assistance locating healthcare resources.

Es posible que desee que el sobreviviente haga un informe policial, pero no es su lugar tomar esa decisión por ellos. La elección de hacer un informe policial es intensamente personal y, a menudo, difícil. Algunos sobrevivientes encuentran que el proceso es empoderador. Otros sobrevivientes pueden encontrar el proceso de reporte demasiado difícil. Solo los sobrevivientes puede decidir si hacer un informe policial es lo mejor para ellos.